jueves, 16 de agosto de 2007

Siempre en mi pensamiento (Always on my mind)

En este jueves 16 de agosto bien se puede decir que los 30 años de la muerte de Elvis Presley no pasaron inadvertidos en Las Vegas Nevada, la "Capital Mundial del Entretenimiento, de la Diversión, del Casamiento y del Boxeo". O bien podría pensar en esta calurosa tarde de 50 grados centígrados que la muerte le devolvió la gloria a Elvis Presley. Sus últimas presentaciones en Las Vegas en los '70, vestido con trajes dorados estrafalarios que ridiculizaban su figura de 130 kilos, parecían una mala caricatura de lo que había sido a finales de la década de los 50, la época en la que alcanzó la cúspide de su fama en vida. Incluso en ocasiones se le olvidaba la letra. La muerte acabó con esa imagen de hombre obeso, deprimido y adicto a los medicamentos y le devolvió la vida al atractivo rey del rock and roll de sensuales y atrevidos movimientos pélvicos que acompañaban su potente y cadenciosa voz.
Con esa imagen se convirtió en leyenda y es la que preserva una estampilla postal oficial de Estados Unidos; el timbre o sello postal conmemorativo más vendido de todos los tiempos. Quizá continuar con sus excesos le hubiera arrebatado la poca majestad que le quedaba al final de sus días. Pero la muerte fue benévola ese 16 de agosto de 1977 cuando lo sorprendió en el baño de su casa, debido a una sobredosis de fármacos, y marcó el inicio de su nueva vida.
Muchos amigos nostálgicos me preguntan cómo fué su vida en Las Vegas. Ese hecho recordaba con mis amigos colegas de "Blogging Vegas".Y les cuento: Elvis vivió ocho años aquí en una exclusiva suite en el conocido Hotel Las Vegas Hilton, de la avenida Paradise. Tuvo 837 presentaciones en vivo, con entradas agotadas con mucho tiempo de anticipación. En total, sus shows fueron vistos por casi 3 millones de personas en Las Vegas. Es considerado el "Mejor Artista de todos los tiempos de Las Vegas", jamás superado, jamás igualado...
Un dato más. Julio de 1977: Elvis Presley, dio su último concierto en Las Vegas. Ninguno de los asistentes podía imaginar que, con aquella actuación, el Rey decía adiós más que a la música a la vida misma. Seis semanas más tarde, el 16 de agosto, le encontraron muerto en Graceland, su casa de Memphis.

Y para aquellos nostálgicos, pongan "play" y escuchen su último concierto en mi ciudad. Aplausos... Elvis en Las Vegas!!!