martes, 4 de septiembre de 2007

Así estuvimos con el Seleccionado Argentino de Basket en Las Vegas

Esa medalla de plata que tienen los jugadores argentinos tiene un valor grandioso. No sirve comparar. Los que tuvimos la suerte de estar en el Preolímpico de Las Vegas no olvidaremos jamás el comportamiento de los jugadores en la cancha, afuera, la buena onda con todos desde el primer día, la seriedad profesional, el carácter, el orgullo que tienen de sentirse representantes de la Selección y muchísimas cosas más.
Y también reconocemos a la gente que hizo el esfuerzo económico para viajar desde la Argentina (como Jorge Vecchio, el "colorado" Francis y Miguel Angel Chalub, desde Córdoba), los residentes en Las Vegas (gracias al periodista Gustavo Coronel y Andrea, marplatenses, en representación de todos) que no pararon de alentar, que estuvieron siempre, que fueron tan amables con todos sus compatriotas. En nuestro "El Clan de la Nostalgia" salimos en vivo comentando nuestras lindas experiencias. Fuimos exclusivísimos, señores!
Nosotros, con nuestro blog, con la ayuda de muchos colegas, tratamos de acompañar todo lo que pudimos, con fuerza, con emoción, respeto en la crítica, en el elogio, desde nuestra opinión o mirada de las cosas, que es lo que nunca negociaremos.
Dejamos la “ciudad del vicio”, que para nosotros nunca existió como tal, salvo algunas fichitas en el casino. Vinimos con otro objetivo, el mismo de los jugadores. Por fortuna se logró. Nuestra “diversión” es cumplir lo mejor posible con el trabajo, como hicieron ellos. Y pienso que también nos clasificamos para Pekín 2008. Gracias a ustedes, los lectores.
Disfruten de estas fotos, en la cena que tuvimos en mi ciudad para despedirles a nuestros héroes de Las Vegas.