jueves, 22 de noviembre de 2007

Con 62 años, John Fogerty saca un disco y lo presenta en Las Vegas este domingo

Después de haber liderado una de las mejores bandas de Rock de todos los tiempos, y de haber desarrollado una más que digna carrera en solitario, el viejo e incombustible JOHN FOGERTY saca una obra maestra, "Revival", que mira hacia delante sin olvidar su rico pasado. Con 62 años de edad, Fogerty se presenta este domingo en el Hard Rock Hotel de Las Vegas para desempolvar todos sus éxitos ante un público hambriento de rock and roll.

Click aquí para ver la nota en el diario "Las Vegas Sun", de Las Vegas Nevada.

Foto: John Fogerty en el casino Mandalay Bay de Las Vegas. Gentileza de Sam Morris del diario "Las Vegas Sun".

Pocas veces en el Rock un título resulta tan acertado. "Revival" supone, aparte de una resurrección musical en la forma de atacar nuevas canciones, un reencuentro milagroso de Fogerty con el sello con el que ha tenido litigios durante gran parte de su vida, FANTASY RECORDS. De forma curiosa, esta "vuelta a casa" del mítico líder de la CREEDENCE CLEARWATER REVIVAL hace que estemos ante (sí, sí) uno de los mejores discos de su carrera en solitario. El maestro juega al despiste, con el título, con el dibujo de la portada, que te traslada al campo, y con una de sus canciones, llamada "Creedence Song", con la que todo el mundo puede pensar que Fogerty no se quita las telarañas de su antiguo grupo. Pues bien, con matices, ¡todo lo contrario! Gran parte del talento del álbum que nos ocupa se debe a que recoge de manera justa y medida su primitivo sonido, la forma de hacer canciones tan personal acumulada en años de carretera, y mezcla todo ello con cambios de ritmo muy acertados y guitarras actuales en muchos temas. Al conjugar estos elementos, pero en su justa medida y sin abusar más de uno que de otro, se consigue un discazo como éste.

ADELANTO EXCLUSIVO : "REVIVAL" con JOHN FOGERTY. Mirá sus nuevos videos y escuchá sus nuevas canciones.



Otro de los "milagros" de "Revival" es que va creciendo a medida que lo vas escuchando. La primera canción, "Don´t You Wish It Was True", es un Country suave y pegadizo al comienzo, pero que tiene un marcado cambio de ritmo que la enriquece todavía más. Se destaca en la caja del CD su primera estrofa: "I dreamed I walked in heaven, just the other night, there was so much beauty, so much light", que proporciona un aire melancólico al conjunto, al anteceder al título. Sólo es el primer tema, pero ya sabes que has escuchado algo diferente. El aire suave y con cuerpo se mantiene en "Gunslinger", que da paso a una de las joyas del disco: La citada "Credence Song", todo un canto a la forma de vida "on the road" de cada músico, y un precioso y sutil homenaje a su antigua banda. JOHN FOGERTY tiene tiempo para la reflexión pausada y el ritmo lento en "Broken Down Cowboy" y en "River Is Waiting", un guiño a uno de los elementos de mayor inspiración en sus canciones. El disco continúa creciendo, y ahora se torna más duro y rockero. "Long Dark Night" se viste de Country y Blues recio, con un Fogerty más rabioso y genuino. Crecen las revoluciones con "Summer Of Love" y su mezcla de guitarras rápidas y solos blueseros. Tras la rica "Natural Thing", con unos cambios de ritmo muy marcados a lo John Mellencamp, llega el tiempo de la juerga total. Si con "It Ain´t Right" se te mueven solos los pies, acto seguido llega todo un señor Rock & Roll para bailar a gusto, titulado "I Can´t Take No More", con una letra ácida con guiños como: "Your daddy wrote a check and there you're are another fortunate son". Otra de las cumbres de Revival.
Para entonces, y ya desde hace varias notas, riffs y solos, el disco se ha convertido en una obra esencial, y todavía quedan dos piezas para redondear más este último trabajo del genio californiano: La reflexiva y política "Somebody Help Me", con ritmo de blues serio y con carácter, es, para el abajo firmante, la joya de la corona. Y, desde luego, no se puede cerrar mejor este álbum que con "Longshot", un Hard Rock que baila entre la fuerza de Dan Baird y la experiencia del propio sonido añejo de Fogerty. Su descarado ritmo y su agria letra lo convierten en el mejor cierre posible de Revival.
No hay duda, JOHN FOGERTY firma así su mejor disco en solitario en años. Recoge lo mejor de su pasado sin excederse, le suma guitarras, ritmos y coros más actuales sin pretensiones, y no profundiza en los "tópicos Creedence". Esta mesura no intencionada hace de Revival una sublime e inspirada obra maestra. Que la disfrutes.

John Fogerty: "Don't you wish it was true" (Videoclip 2007) de su nuevo disco.