martes, 15 de abril de 2008

La memoria musical misionera de los años 70

Nuestro talentoso y querido amigo Karoso Zuetta nos escribe para compartir un blog sobre estos asuntos de la identidad cultural y ejercitar la memoria y reconocernos, por la gratitud hacia quienes dejaron una huella para seguir.
Su blog contiene mucho trabajo de estudio y tiene comentarios, fotos, opiniones y lindos recuerdos para aquellos misioneros que vivieron en la tierra colorada en los 70's, con MUY BUENA MUSICA LOCAL DEL RECUERDO.

Yo Soy la Galopa (1972) de Amador Novoa


Karoso lo define de una muy particular manera:

LOS TAREFEROS
O la memoria musical misionera de los años 70

La década del 70 fue para los argentinos una época signada por contrastes ideológicos: la violencia política y la inestabilidad institucional. Esta realidad sumergió al país en una permanente crisis que en el campo cultural encontró las respuestas más interesantes y constructivas.
En esos años el centralismo porteño acrecentó su dominio como difusor de la cultura, en complicidad con las provincias que proyectaban sus referentes artísticos más destacados y, en el ámbito musical, los productores discográficos consolidaron un proyecto de “regionalización” del folclore. En el litoral la forma musical elegida fue el chamamé, originario de Corrientes; por esta razón los sellos discográficos desarrollaron un inteligente trabajo de difusión de este género. Sin embargo, en Misiones, la gente comprometida con la identidad cultural bregaba por un espacio musical y poético propio.
En ese contexto cultural Misiones alumbró un grupo musical de música nativa, LOS TAREFEROS, quienes, desde una propuesta absolutamente “misionerista”, enfrentándose a las corporaciones, supieron cosechar, a partir de un inteligente y generoso repertorio, el más notable reconocimiento popular de toda esa década.
El conjunto debutó en el festival del litoral de Posadas en octubre de 1970, alcanzando una destacada proyección provincial y nacional. Por razones de salud del líder del grupo, Amador “Pepe” Novoa, en 1975 dejaron de actuar profesionalmente; sin embargo lograron grabar su tercer LP en 1979.

Canción del Iguazú (1972) de Ayala y Cidade




Foto: Karoso tocando en 1983.

Ir al blog de Karoso Zuetta

Amador Novoa (1929-1985)
Vivió en Misiones desde los 2 años. Aquí arraigó su existencia, estudió, formó su familia (Carmen, su esposa, Cotita y Alejandro, sus hijos), ejerciendo su ocupación como despachante de aduana y como músico vocacional tocaba su acordeón en donde se lo permitían, contrariando la voluntad de sus padres, quienes no propiciaban su inclinación artística. Escribió sus canciones apoyado en el amor por Misiones, comprometido con su realidad social, histórica y etnográfica y consiguió traducir artísticamente la convicción ideológica de trabajar por la música misiones. Se reconoce como Correntino orgulloso de su raíz (grabó varias canciones en ritmo de chamamé) pero expone claramente los rasgos musicales que nos distinguen y a la vez nos integran a la región. Supo ser generoso e intuitivo a la hora de elegir sus compañeros de ruta y las canciones de su repertorio. Ese comportamiento lo llevó a rodearse de elementos artísticos de gran talento y vocación cultural y a reunir las mejores canciones del repertorio misionero.
Era conciente de sus limitaciones como instrumentista pero supo darle a su órgano una personalidad única, con gran prolijidad y simplicidad en la ejecución.

"Tu rastro colorado", por Karoso Zuetta

Video compilado de Jenny Wasiuk. Ella nos recuerda que este video tiene fotos de Thay Morgenstern, en su homenaje como misionero luchador de nuestras causas y que fuera proyectado en la presentación del libro "Alma de Araucaria" el 12 de marzo de 2008, día en que hubiera cumplido 50 años. El libro es la compilación de sus tres obras publicadas.