domingo, 8 de junio de 2008

Experiencias: Viaje a Los Angeles (California) y almuerzo en Restaurante “Peggy Sue's” al estilo 50's


Acéptalo. Estás agotado del ajetreo cotidiano. Ese cambio suelto que te sobró de la expendedora de dulces de la oficina te está haciendo un hoyo en tu bolsillo. La preponderancia de luces de neón titilando te está empujando al borde de la locura.
¡Es hora de empacar tus maletas, canalizar el Elvis que tienes en tu interior, y partir hacia Los Angeles para obtener un poco de ostentación, más glamour y pasarla muy bien!
En ese plan junto a mi amigo y colega periodista Gilberto Padilla nos fuimos en auto desde Las Vegas (Nevada) a visitar a unas amistades a Los Angeles (California).
Hay menos de 300 millas (482 kilómetros) entre la Ciudad de los Ángeles y la Ciudad de los Placeres y los Vicios. Sin embargo con el tráfico y construcción, el viaje en sí puede tragarse la mitad de tus vacaciones. Y navegando por el océano del camino desolado y abierto, puede ser muchas veces bastante aburrido. Pero la buena compañía y la música hacen el viaje más placentero.
Luego de un par de horas en la ruta (freeway) nos encontramos con una sorpresa. Una especie de túnel del tiempo que nos lleva al pasado. Sobre la carretera, el Restaurante “Peggy Sue's” da pistas con su nombre: revival de las cafeterías americanas de los años ‘50 decorada con colores rosa y pastel donde no falta la música de Aretha Franklin o Chuck Berry saliendo de su jukebox mientras comemos la hamburguesa perfecta (con papas fritas, claro) en alguno de sus sofás acolchados. Completando la carta de hamburguesas podemos elegir sandwiches, hotdogs (“panchos”), aros de cebolla, tiras de pollo... y como no, Coca Cola gigante o un buen batido de 100.000 calorías el mililitro. De vez en cuando se agradece.

Sitio oficial en internet del Restaurante “Peggy Sue's”