martes, 15 de septiembre de 2009

Murió Patrick Swayze

El actor murió a los 57 años luego de una prolongada enferemedad.

Patrick Swayze fue considerado durante mucho tiempo uno de los hombres más excitantes de Hollywood. Su papel en la película romántica "Dirty Dancing" lo convirtió de la noche a la mañana de un actor estadounidense casi desconocido en un superastro.
Su carisma erótico, su baile seductor y su presencia destellante cautivaron a millones de espectadores. Para toda una generación de mujeres jóvenes se convirtió en el prototipo de la rebelión romántica.
Los críticos indicaron que Swayze les hacía recordar a héroes de la pantalla grande como Marlon Brando y James Dean. Patrick Swayze murió hoy a los 57 años en California, tras una batalla de casi dos años contra un cáncer.
En marzo de 2008, el actor nacido en Texas confirmó, luego de que la prensa difundiera diferentes rumores, de que se le había diagnosticado uno de los cánceres más malignos: cáncer de páncreas.
Pese a ello, desde el inicio mostró tener una actitud combativa. "Todavía estoy vivo y tengo pensado seguir estándolo durante un tiempo", dijo en una entrevista.
El público del cine mantendrá un recuerdo imborrable de Swazye con su maravillosa mezcla de macho y "charming boy" en "Dirty Dancing". Debido a que Swayze fue bailarín de ballet, disciplina que tuvo que dejar por una operación en la rodilla, por lo que se pasó a la actuación, interpreta en el film al profesor de baile Johnny, quien enseña a "Baby" (Jennifer Grey), una joven de 17 años, no sólo los pasos del baile cubano mambo, sino también el amor.
Desde hace tiempo que la película es culto. Con un costo de producción de cinco millones de dólares, en todo el mundo recaudó entretanto más de 200 millones de dólares. Se vendieron más de diez millones de copias del video.
Y la canción escrita y cantada por Swayze "She's Like the Wind", alcanzó en noviembre de 1987 el primer lugar de los charts de música en Estados Unidos, delante de Bruce Springsteen y Michael Jackson.
La revista "People" lo eligió en 1991 como el hombre vivo más sexy del mundo, uno de los 50 hombres más bellos de todos los tiempos. "'Dirty Dancing' impulsó mi carrera al hiperespacio", dijo una vez. "¿Pero a dónde se puede ir después de un vuelo al infinito?

Por los próximos proyectos, "Road House" (1989) y "Next of Kin" (1989), sólo recibió una Frambuesa de Oro a lo peor del cine.
Su papel en "Ghost" del banquero de Wall Street Sam Wheat que se convierte en fantasma tras ser asesinado y su furiosa aparición como travesti en la comedia "To Wong Foo, Thanks For Everything! Julie Newmar" (1995) volvieron a ser hits.
Pero entretanto, Swazye pagó un alto precio por su éxito. Cada vez más tuvo que luchar contra sus problemas con el alcohol: caídas, recaídas, desintoxicaciones.
En un momento puso punto final y le dio la espalda a Hollywood. Con su esposa, la bailarina y actriz Lisa Niemi, vivió en un rancho a alrededor de una hora en automóvil de Los Angeles. La pareja estuvo casada 33 años. Él se ocupaba del cuidado de sus caballos, trabajaba con niños discapacitados y se comprometió con películas y proyectos de televisión independientes.
En 2003 volvió a dar un salto a la fama. Por su aparición como profesor de baile en la secuela "Dirty Dancing 2" recibió aparentemente cinco millones de dólares en honorarios, un importante aumento en relación con el sueldo de 200.000 dólares que ganó en el original.
Pese a los pronósticos negativos de sus médicos, Swayze no se rindió. "¿Cómo se desarrolla una actitud positiva si todas las estadísticas dicen que uno es un hombre muerto? Uno va a trabajar", dijo.
En enero se estrenó en Estados Unidos su nueva serie de televisión "The Beast". Swayze interpreta a un agente del FBI que forma a un colega más joven con métodos no convencionales.
"Tengo mucha fe en la fe", dijo una vez Swayze en una entrevista. "Me gustaría creer que existe una vida después de la muerte. Si no, ¿por qué estamos en el mundo?"
Fuente: AP.