miércoles, 25 de noviembre de 2009

Palito Ortega y Valeria Lynch juntos en el escenario

El Rey acompañó a Vale en su quinto recital. Y se despachó, además, con 15 minutos de sus hits. Los shows que dio Valeria Lynch vinieron esta vez con un plus: sorpresas arriba y debajo del escenario. La expectativa del público: quién sería el invitado de cada noche y contra el codo de quién se sentaría cada cual en la platea, ya que no faltaron los "invitados de honor". En la última función de Cada día más Valeria, Palito Ortega fue el invitado sorpresa. Junto a Valeria Lynch, hizo bailar a toda la platea del Gran Rex. Entre el público, sentada como invitada de honor, estuvo Mirtha Legrand. El espectáculo tuvo momentos muy emotivos, como el homenaje a Mercedes Sosa: Valeria Lynch presentó el tema Lo sé, de Mina, que grabó con "La Negra" tres meses antes de la muerte de la querida cantante argentina. Por lo demás, la platea se sumó con entusiasmo al tono festivo del show: bailó y ovacionó a la artista. Pero el momento en el que todo el público se puso de pie fue cuando apareció Palito Ortega acompañando a Valeria en un clásico de su repertorio: Sabor a nada. Luego Palito siguió con un compilado de más de quince minutos de sus temas más populares: Un muchacho como yo, Despeinada, Viva la vida y Yo tengo fe, entre otras canciones que Valeria cantó con él. Y no se privó de bailarlas junto al "Rey".«

Invitados

Pimpinela, Estela Raval, Gladys Florimonti, Martín Bossi y Fátima Flores pasaron por alguna de las cinco presentaciones de Valeria Lynch.