miércoles, 2 de diciembre de 2009

Copa FIFA: la Marilyn Monroe del fútbol

La rubia más deseada en el mundo del futbol ya está en Ciudad del Cabo.
CIUDAD DEL CABO, Sudáfrica.— Es la Marilyn Monroe del futbol. Más pequeñita, más ligera y menos voluptuosa.
Pero tan o más deseada.
Y además es eterna, reciclable... y muda.
Y ella debió llegar anoche a Ciudad del Cabo.
Custodiada como la joya más preciada del futbol mundial a pesar de sus 37 centímetros de estatura y sus 6 kilos de peso. Y ella sÍ vale lo que pesa en oro. Y en oro de 18 kilates.
Es la Copa FIFA, mujer sin dueño, odalisca que cada cuatro años se muda de hogar desde 1974, cuando su antecesora, la Copa Jules Rimet, fue entregada a perpetuidad a Brasil tras conquistarla en tres ocasiones consecutivas, y que de las manos amorosas de Carlos Alberto en el Estadio Azteca se perdió en el limbo de ladrones que asaltaron la Confederación Brasileña de Futbol.
Por eso la Copa FIFA es la damisela más segura del mundo.
En su periplo por el mundo, recientemente por los altares distribuidos en África, el brillante objeto del deseo futbolístico permanecerá en Ciudad del Cabo hasta el 5 de diciembre, un día después de ser la testigo de calidad del sorteo final de la Copa del Mundo Sudáfrica 2010.