martes, 9 de marzo de 2010

Cincuenta años de vida artística del cantautor Roberto Carlos, uno de los iconos de la música latinoamericana

El medio siglo de vida musical de O Rei, considerado como el más popular de los artistas brasileños, ocupa desde el pasado viernes cuatro pisos de la Oca del Parque Ibirapuera.

Los cincuenta años de vida artística del cantautor brasileño Roberto Carlos (68 años de edad en la actualidad, nacido el 19 de abril de 1941) uno de los iconos de la música latinoamericana, están reunidos en una exposición en Sao Paulo que muestra distintas facetas de su vida y carrera.
El medio siglo de vida musical de "O Rei", considerado como el más popular de los artistas brasileños, ocupa desde el pasado viernes cuatro pisos de la Oca del Parque Ibirapuera, un recinto para exposiciones diseñado por el centenario arquitecto Óscar Niemeyer.
"Roberto Carlos, cincuenta años de música", idealizada por el propio artista hace ocho años, forma parte de la programación especial por la celebración del medio siglo de vida artística del cantautor, que incluye también una gira con conciertos en el país y el exterior, la grabación de un especial de televisión en el que canta solo con mujeres y un crucero por el Atlántico.
Al son de las románticas baladas que se escuchan por todos los rincones del espacio, la exposición reúne los automóviles clásicos utilizados por Roberto Carlos en sus películas y vídeos, incluido "o calhambeque" (el cacharrito), de la canción del mismo título, que inspiró uno de sus éxitos en los años sesenta.
Las motocicletas, los pianos, su primera guitarra, los trofeos y reconocimientos y varios atuendos del artista son exhibidos en vitrinas y pasillos de la muestra.
No sólo los seguidores del movimiento musical de la Joven Guardia, que cautivó al público en las décadas de los años sesenta y setenta, han acudido a ver la muestra, sino también las nuevas generaciones que se han convertido en devotas del artista.
"Crecí escuchando las canciones de Roberto Carlos que ponían en la radio mi mamá y mi abuela. No es una cuestión de herencia, es de gusto. Esta muestra nos trae cosas que no sabíamos de él o que las sabíamos pero no las conocíamos", comentó a Efe la joven Luzia Nonato, quien forma parte del club de seguidoras del artista.
Siempre hermético en cuanto a su vida personal, Roberto Carlos abrió esta vez parte de esa faceta a su público con la exhibición de algunos recuerdos familiares, como fotos y diplomas.
Marcado por un accidente ferroviario en su infancia en el que perdió la pierna derecha, y después por la muerte de su tercera esposa, María Rita, en 1999, Roberto Carlos, nacido en 1941 en Cachoeiro do Itapemirim, estado de Espíritu Santo, es toda una leyenda viva para los brasileños que cada final de año corren a las tiendas para comprar sus nuevos discos.
Su inconfundible voz ha trascendido las fronteras nacionales y es el artista brasileño que más discos ha vendido en el mundo, con 120 millones de copias.
El cariño de sus admiradores no podía faltar en la exposición, en la que hay también una sección dedicada a regalos recibidos de su público.
La muestra recrea además un viejo estudio de grabaciones y un paisaje de Río de Janeiro, ciudad donde vive el artista, que se puede ver desde una réplica de la cabina de mando de un barco y con la panorámica del mar en movimiento.
Una pequeña sala de cine en la que se exhiben películas y documentales también está en la exposición que, según los organizadores, recibió en su primer fin de semana cerca de 7.000 visitantes.
Declaraciones y mensajes de colegas como Erasmo Carlos, su socio en muchas de composiciones, y de otros iconos de la música brasileña como Tom Jobim, Caetano Veloso y María Bethania, así como de numerosas figuras del mundo del espectáculo son otro atractivo para los visitantes.
La discografía completa, tanto en portugués como en español, italiano, francés e inglés, se encuentra digitalizada y a disposición de los visitantes en cabinas donde también ellos pueden dejar mensajes para su ídolo.
Un karaoke con la canción "Eu quero apenas" ("Un millón de amigos", título en español) permite también la interacción entre el público y el artista.
La exposición, que permanecerá hasta el próximo 9 de mayo, Día de la Madre, funciona de martes a domingo, pero este lunes abrió de manera excepcional por el Día Internacional de la Mujer, precisamente por el cariño que le profesa el público femenino que hace algunos meses le dedicó un especial televisado en el que divas brasileñas le cantaron sus éxitos.