sábado, 19 de marzo de 2011

Raphael al máximo esta noche en Miami

Cumplió 50 años de carrera artística el pasado año y no ha parado de celebrarlo. El cantante español Raphael realiza una gira por 14 países, que incluye su presentación de esta noche en en el James L. Knight Center de Miami.
Adelanta que trae un repertorio con el que rinde homenaje a los millones de latinoamericanos que lo han seguido y cantado sus canciones durante tantos años. Esta vez incluye una selección de temas de su disco Te llevo en mi corazón (2010), en el que grabó una recopilación de temas tradicionales latinoamericanos que también han sido famosos en su voz.
“Para este disco escogí boleros, tangos y rancheras. Para mí, es uno de los más brillantes que he grabado”, dice.
Al hablar sobre los géneros se refiere a tangos clásicos como La cumparsita, Caminito, Cuesta abajo, A media luz, Cambalache, La última copa, En esta tarde gris, Milonga sentimental, Balada para un loco y Volver. En los boleros se trata de Historia de un amor, Tres palabras, Voy, Toda una vida, Miénteme, Usted, Tú me acostumbraste, Mira que eres linda, Envidia o Qué sabes tú . En la lista de rancheras tiene Ella, La media vuelta, Fallaste corazón, Amanecí en tus brazos, Un mundo raro, Piensa en mí, Que te vaya bonito, Si Dios me quita la vida, Luz de luna y No volveré.
“Pero no quiero que piensen que no van a escuchar mis otros éxitos”, aclara. “También los traigo y se los voy a cantar. En este espectáculo hay unos 25 del disco, y otros 20 de mis grandes éxitos”.
Sobre la selección de los temas afirma que ha sido tan emocional como siempre. “El mismo de todos los discos, al momento de decidir qué escojo es muy sencillo: aquellos que me ponen la carne de gallina. Porque yo lo tengo que sentir cuando lo canto, con éstos me la he pasado muy bien haciéndolo, y de eso se trata. Porque si a mí no me gusta una cosa, ¿cómo la voy a escoger para el público?”
Gran parte de sus incursiones en el bolero y la ranchera aparecen en sus álbumes Recital hispanoamericano (1975), Canciones de México (1977) o 40 años en México (2008), pero hasta Te llevo en mi corazón (2010-2011) no lo había hecho con el tango. Sin embargo, su primer recuerdo de haber escuchado música latinoamericana de niño fueron los tangos en la cocina de su casa. “Mi madre, ella cantaba tangos, creo que se los sabía todos, sobre todo los clásicos, y cuando hablaba de Gardel le decía Carlitos”.
Considera que tuvo una inmensa suerte de poder entrar en el continente americano. “De ahí me vinieron esas ganas de cantarle a ese público, que son millones, esas canciones como Acuarela del río, La llorona, Huapango torero o Gracias a la vida, que fueron un éxito. Afortunadamente, estas versiones fueron muy bien acogidas en mi voz. En los arreglos respeté lo clásico que hay en ellas, pero a la vez todas tienen ‘un algo’ de Raphael”.
Nació en Linares, España, el 5 de mayo de 1943. A los nueve años ganó el premio a la mejor voz infantil de Europa en un concurso en Austria. Entonces lo trataron como un niño prodigio del canto, pero hoy día, con discos de uranio y platino, varios medios de prensa han llegado a llamarlo divo.
Sin embargo, sobre sí mismo, dice que sólo se considera un estudiante. “Soy alguien que con el tiempo quisiera llegar a ser un buen artista, sigo siendo aprendiz de todo y maestro de nada. Estoy aprendiendo, llevo mi vida haciéndolo”.
¿Y cuál es el nuevo disco?
“Ah, ah. Permíteme, pero hasta enero no hablo del asunto, está en embrión. Sólo digo que siempre he sido una persona que doy virajes de 90 grados cuando me toca hacer lo siguiente. Mi próximo disco ya no tiene nada que ver con esto, eso es parte de mi constante evolución”.
“Estuve en Miami hace como dos años, concluye, y desde entonces he soñado con volver con lo que he aprendido. Sólo les puedo decir que este sábado se van a dar banquete conmigo, y eso me encanta. Y que voy como siempre que voy sobre el escenario: al máximo”.•
Raphael, hoy a las 8 p.m. en el James L. Knight Center, 400 SW 2 Ave., Miami.