domingo, 18 de diciembre de 2011

Televisión retro: mirá las mejores publicidades de los '80

Cuando fueron estrenadas sufrieron el ataque del control remoto, pero hoy la nostalgia los trae de nuevo.
Las publicidades se sucedían en las pantallas a color de los aparatos, quizás marca Grundig o Hitachi, de miles de televidentes en la Argentina durante los '80. Por esos días, una formidable adquisición permitía esquivar las tandas comerciales: el control remoto. Pero, tres décadas más tarde, la nostalgia trae de nuevo a los cortos que hicieron que no apretaras "ese" botón.
Una de las más icónicas publicidades fue protagonizada Patricia Sarán para la marca de jeans Jordache. Poca gente debe recordar cómo se veían esos pantalones en sus usuarias, pero más de uno quedó con la imagen fija de cómo los lucía la rubia.


Pero, ¿dónde ver semejante prodigio del modelaje sino era en una televisión a color? Ahí es donde entraba en juego la marca de electrodomésticos Hitachi, que aportó un slogan nuevo para sus aparatos: "Qué bien se te vé".


Muchas de las producciones adoptaron la moda ochentosa de películas estadounidenses como "Footloose", "Fama" o "Flashdance", con lo que la lycra y los peinados voluminosos estaban a la orden del día. Y claro, también la música afectada con bajos y saxofones, que servían hasta para vender una Tita o Rodhesia.


Hubo un tiempo en el que las golosinas no sólo eran vendidas con pasos de baile, sino que hasta tenían su propio hit musical y hasta estaban numeradas. Para mayor referencia sólo basta mirar la publicidad de Tubby 3 y Tubby 4, dos barritas de chocolate y caramelo muy bien emparejadas.


Y claro, durante los '80 también hubo un rey de la publicidad, que hizo equipo con uno del deporte: Coca Cola, con su spot de 1982 junto a Diego Maradona. La charla emotiva entre el jugador y uno de sus fans más jóvenes termina en un trago de gaseosa.


¿Ya te arrepentiste de habertelas perdido en su momento? Acá hay un compilado de los mejores spots publicitarios de aquellos años:


Con mensajes claros y directos para el público al mejor estilo "compre ya, ya, ya", las publicidades de hace 30 años no perdían el tiempo en cuestiones como la comunicación con la audiencia o el "feedback" del consumidor.



Impensable en una época donde cada producto tiene su propio perfil en las redes sociales, estos eran los "avisos" que nos tenían cautivados hace más de 20 años.