jueves, 23 de febrero de 2012

Mick Jagger y B.B. King tocaron para Obama

El presidente de Estados Unidos recibió a varios artistas en la Casa Blanca para celebrar la herencia negra
Varias leyendas de la música se reunieron anoche para ofrecer un concierto de blues en la Casa Blanca ante el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su eposa Michelle.
El líder de los Rolling Stones, Mick Jagger, el guitarrista B.B. King y astros juveniles como Troy "Trombone Shorty" Andrews y Gary Clark ofrecieron una velada en la que Obama se animó a cantar.
A dúo con el rey del blues, el presidente de Estados Unidos agarró el micrófono para entonar unas estrofas de la canción “Sweet Home Chicago”, mientras se observaba al vocalista de los Stones cantando con el coro.
Minutos antes del evento, a través de la red social Twitter, Jagger escribió sus impresiones sobre Obama: “Mientras ensayábamos, entró el presidente. Parecía muy relajado y feliz”, comentó.
Tanto el mandatario como su esposa se movieron al ritmo de la música y aplaudieron entusiasmados durante el concierto realizado en el marco de los festejos del "Black History Month", dedicado a recordar el legado cultural, la historia y los logros de la población negra.
Desde que los Obama se mudaron a la Casa Blanca a fines de enero de 2009, suelen organizar encuentros con estrellas de la música, ya sea clásica, jazz o blues, como fue esta noche.